Lo conocía

O me quedo, que hace calor. Y se ve el blog ahora tan oscurito y fresquito. O me voy, qué pollas.

Ayer conocí a un chaval con cara de perro pachón. Miento. Ayer no fue. Sucedió el domingo 8 de junio. El sol le deslumbraba y apenas si podía abrir los ojos para saber con quién estaba hablando. Yo, no hacía más que decirle, Rodrigo, despierta; Rodrigo, sonríe. Ya estás en este puto mundo y no sabes lo que te espera. No suelo dar la vida por nadie pero mira -me dije-, sin apenas conocerte, me ofrezco desde ahora a dar la vida por ti. Vulgarmente se expresa así: “me parto la cara por ti”. Sí, me la partiré por ti cuantas veces haga falta, lleves o no lleves razón. Rodrigo, has tenido suerte. Rodrigo, me chifla tu nombre. Rodrigo, hijo mío, bienvenido al mundo. He mentido, te conozco. Eres desde hoy ese 50% de magia que llevaba mi espermatozoide al óvulo sensual de tu madre.

PD: Esta entrada cierra esta blog. Me marcho a Tricentésimo

Anuncios

2 comentarios to “Lo conocía”

  1. Hala!!!

    Enhorabuena!!!

    Un abrazo.

    M.

  2. En serio lo dejas?
    bueno bueno…me va a hacer falta…lo sabes.
    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: