Chus en volandas

 

Megu Megùn les Reves du funambole. Eduardo C. Grimaldi.

Ocurrió un domingo. Una vieja pasaba el cepillo de la ofrenda en la misa de nueve. Al llegar al tercer banco del coro, donde estaba sentado X, éste le zancadilleó; aún no se sabe si fue a propósito o fue un despiste. Las monedas se esparcieron por el pasillo central que dividía las dos hileras de bancos. X, sin hacer nada por evitar la caída, veía cómo la vieja se descoyuntaba. Se tapó los oídos para evitar escuchar la caída y el alarido de la vieja, la pobre vieja. Los soportes de los bancos de las iglesias son de madera cúbica, con todas sus aristas; una potencial herramienta asesina para una vieja como Cecilia. Murió días después y X a sus dieciséis años, se hizo ateo. Su conciencia le repetía que si Dios hubiese estado allí, la hubiese socorrido como socorrió a Jesucristo a evitar la tentación de tirarse por aquel precipicio a instancias del demonio; “venga, anímate, los ángeles de Dios te recogerán en volandas y aquí paz y después gloria, Chus”. Pero Chus era hijo de Dios, qué pollas. La anciana también pero en otro estrato, en otra escala, la humana, la indefensa, la privada de inmunidad. X dejó de ir a misa. X se amputó la pierna con la que zancadilleó a Cecilia. X estaba hasta los cojones de los teólogos que se preguntaban: ¿qué fuerza mora en el interior del hombre? ¿Qué fuerza mulata el interior del hombre? Yo, no tengo ni puta idea de cómo un tipo como X, pudo zancadillear a una anciana como Cecilia y después, arrepentido, mutilarse la pierna derecha. Pero lo hizo, el fijoputa, lo hizo y lo más sorprendente de todo este relato es su veracidad aunque no os lo creáis. Aquí la ficción se ha ido con el rabo entre las piernas (Y con el tridente ensangrentado)

Anuncios

6 comentarios to “Chus en volandas”

  1. jaumeduran Says:

    Sin fe y sin pierna. Mal bagaje para la vida.
    No, la suerte es que el ateísmo le pillase con solo 17. Imagínate que le pilla con 28, a los quinze meses de haberse ordenado sacerdote. Menuda crisis.
    Me ha gustado. El final, bien encontrado.
    Tienes la virtud de componer textos que de algún modo te sacuden, bien por la trama o bien por el tono. ¿Sábes qué me gusta? Tu tono. Lo encuentro enérgico, inquieto, con carácter. Supongo que te autocensuras poco, con lo cual casi nunca inviertes en suavidad pero ganas siempre en fuerza.
    Son cualidades que justamente me atraen porque yo no las tengo, lo mío suele ser más ondulante, más suave, posiblemente por carácter personal, por una cierta tendencia a huír del extremo y moverme por un entorno más central, més equilibrado. Por eso me admira este tono tuyo, más rugoso, más áspero, con carácter, como te decía más arriba. Creo que a esto contribuye mucho un buen control del idioma, puesto que el castellano es una lengua de por sí más fuerte que otras.
    Nada, que me engancha tu estilo y tus cosas. Por eso vengo con más asiduidad últimamente.
    Un abrazo.

  2. Menuda crítica bien, bien, bien hecha, Jaume. Gracias. El tono suave está en el otro blog aunque pienso subir este texto a dicho blog para sacudir un poco e ir quitándome la máscara de buenecico, de corrección política que tengo allí.
    Sokolina, Xenia, mi dama preferida, -je, je- me conoce hace años y ella puede decir cómo era antes. Un bastardo virtual, un hideputa… Y sí, me reconozco en lo que dices pero antes era mucho más brusco y sobre todo más procaz. Estoy abandonando poco a poco la procacidad. La entiende muy poca gente. Identifican procacidad con “salido” y lo más lejos de la realidad. Hay tanto eufemismo enmascarado que paso.
    Lo dicho, tus palabras han llenado el pico que le faltaba a mi autoestima para pasar un fin de semana cojonudo. Uno es así, nene.
    Gracias, mil gracias.

  3. Sokolina-Xenia Says:

    Eso, Jaume, Alsen es enérgico. Si no duerme. No para de hacer cosas y siempre le sobra energía. Ésa energía se nota mucho en sus textos. Y no, de hideputa nada -por mucho que él lo diga-, provocador sí, y tendente a meterse en todos los fregados, pero con buen fondo. Anda que no me he metido yo con él y, sin embargo, él siempre se ha comportado bien conmigo. Es una gran persona.

  4. Sí que tienes dos caras, cafrón (con efe). O puede ser que el otro blog sea un regate “de taquito”, como diría Galeano. En cualquier caso, encantado de haber conocido tu espíritu diabólico. Seguiremos leyendo, pollo.

  5. lucía zonta Says:

    Dicen las malas lenguas que a Alsen le bastan 5 h. De sueño para no dejar de ser el mismo.

  6. Pues sigo a sokolina y digo que eres un tia cojonudo, que aunque yo no te conozco tanto lo que te conozco me sobra y me basta. He dicho.
    A mi es que todas esta cosas de Iglesia me dan yuyu lejos lejos…satanás…
    Buen finde guapo y ego a tope…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: