Puro sexo impuro

 

Igualdad de oportunidades. Ivan Soldo

Era puro sexo impuro. La cogieses por donde la cogieses, Ana era puro sexo impuro. Hoy titulo así el post porque me ha flipado la expresión. Aparece en una reseña al libro Sexoadictas o amantes. 21 mujeres radicales. La autora es Paula Izquierdo. No sé quién es –bueno, tenía una compañera de instituto que se llamaba y se apellidaba así-, no he leído nada suyo –lo leeré- pero si ha escrito un libro titulado Sexoadictas  seguro que conoce a mi personaje, a Ana, a la que supongo e imagino con unas bragas con un grado para obnubilar nivel alto –ahora se especifica así en las etiquetas- y con esa misteriosa capacidad que tienen las mujeres –todas- de provocar en el sexo contrario –es este el caso- confusión mental, incapacidad temporal para no pensar con claridad. Ana pertenece a ese tipo de mujeres; una mujer que sube las escaleras de su bloque con la pelvis, con las piernas, con los gemelos en armonía. El movimiento se convierte en elegancia siempre que coincide en la entrada con el vecino del quinto, Gonzalo o, con el vecino del tercero, Alejandro. Ella conjuga el movimiento, las abre y las cierra, apoya su frágil mano sobre la cintura porque los cree amables y está convencida de que la acompañarán hasta la entrada de su piso sin que surja ningún aspaviento erótico; sería muy molesto, ahí, entre los escalones y el olor a cocido de la vecina chismosa del primero.

Gonzalo es más recatado que Alejandro. Gonzalo mira de vez en cuando el reloj pero no pierde el punto de vista que le hace levitar hasta que llega al cuarto de baño de su casa. Y orina. Es una cuenta atrás; de escalones, de visión beatífica. Ana está muy buena, es lo que comúnmente se dice de una chica con curvas, en línea y hechuras a tantear. Gonzalo vive solo, es soltero, guapo y un buen profesional. Pero cuando llega de trabajar, siempre va al baño. Es obligado visitarlo siempre que se encuentra a Ana en las escaleras.

Alejandro, por el contrario, es más directo. Llega, siente la tentación de rozar con su mano las nalgas de Ana pero se contiene. ¡Bravo, Alejandro!

Ambos son caballeros de los de antes, de los de antes de los de antes. A pesar de sus pensamientos impuros y sus elucubraciones forjadas a la sombra de una escalera de bloque común. Ana sabe que si ella se lo propusiera, ambos comerían con ella en su casa todos los días que se topan. Pero son caballeros de los de antes; de los de antes de los de antes aunque ella, como hembra que es empieza a hacer sus cábalas. No sabe por cuál empezar. Los ve como leones que han llegado a la madurez. Ella, una leona con su puro sexo impuro e inmaculado siente la necesidad de placer, de placer por puro placer. Quiere empezar en su piso recién hipotecado una nueva obra: tachar cuadraditos siempre le ha resultado sencillo. Y ahora, con su look de treinta y cuarenta, más. Se sabe con poder; por edad, por estilo, por clase; lo sabe y lo siente y está en celo. No está lúgubre, su sexo aún respira.

Pero Ana, cuando llega a su casa le sobreviene un problema de conciencia porque ha vuelto a cerrar la puerta de su piso sin Gonzalo y sin Alejandro junto a ella. Comería de nuevo sola y su puro sexo impuro también.

Anuncios

6 comentarios to “Puro sexo impuro”

  1. La vida se escurre en momentos imaginados y congelados.
    Beso

  2. jaumeduran Says:

    Síndrome de Hamlet? Pensar demasiado?
    Saludos

  3. Cinzia, ¿por dónde?
    Jaume, ¿de Hamlet?
    Beso y saludo.

  4. La vida se escurre por el sexo de Hamlet. Entre los dos te han dado la clave, Sir.

    Me ha gustado tu relato. Tensión sexual. Oye, mola.

  5. Y a mí me gusta Ana, todas las anas del mundo.
    Besos en la madrugada Sir

  6. Y esos tacones y esos zigzagueos también, ¿a quién no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: