Megas perdidas

 

Sin título. Arge Kugelstein

Esta tarde he desenchufado el pen drive del puerto USB del portátil. Llevaba meses sin hacerlo. Ha sido una mala decisión. Se me han desparramado todos los lamentos que he ido almacenando este año, este fatídico 2007. Se habrán esparcido unas cien o ciento cincuenta megas, todas de agravios y putadas. Los y las tenía preparadas para quemarlas en fin de año, a mi manera.

Tengo unas enormes ganas de finiquitar los dos meses y pico que le restan a este año. Parecía que iba a ser un año perfecto en muchos sentidos. Pero ahora sólo lamento, ahora, ahora mismo lamento que, tras el vertido incontrolado de quejas y lamentos, no he conseguido localizar la escoba para recogerlos. Se van a quedar ahí tirados un tiempo en el suelo, junto a mi mesa de trabajo. Pienso que irán desapareciendo conforme se acerque el 2008 y que a pesar de que debe ser un año deseado, tiene el puto fallo de siempre: es un año par y odio la paridad en todos sus niveles pero qué le vamos a hacer. Espero recorrerlo en otro tempo, fugado y allegretteado.

Me despido por hoy. Voy a vestirme con el mono de mecánico que tengo bajo la almohada. Llevo unas semanas que duermo mejor con él. Los días se asemejan en demasiadas ocasiones a maquinarias complejas y qué mejor que empezar y abordar el día con el mono puesto. Eso sí, a la hora de la ducha me quedo desnudo, me toco las pelotas y me rasco el cachete izquierdo del culo. En ese momento, como cualquier animal de dos patas, me autoproclamo el hombre más feliz de la tierra.

Anuncios

8 comentarios to “Megas perdidas”

  1. uffff….vaya pérdida….pero espero que descanses.

    Me dejas pensando en si será bueno que también borre ciertos megas que son inútiles como los recuerdos.

    Abrazos

  2. Ya que los tienes por el suelo, cumple con el ritual. Ordénalos por intensidad de agravio o por orden cronológico. Vete tirándolos a la papelera después de dedicarle un tiempo a cada uno para estudiarlos como si no tuvieran nada que ver contigo. Cuando puedas mirarlos detenidamente sin alterarte, será el momento de llevarlos al contenedor para siempre. Si no es así, el 2008 llegará y no tendrá sitio para aposentarse.

    FELIZ AÑO NUEVO!!

  3. Eso, eso, que acabe pronto este año. Para mí tambien ha sido durísimo. Espero que vengan mejores tiempos para todos.

  4. Pues a mi 50 por ciento… cosas normales y otras realmente buenas, las mejores, sí, sí, sí!

  5. Yo beso, Claricce.
    Feliz año nuevo, Siono.
    Eso espero, Sokolina.
    Sí, sí, sí, Alegría. Oye, ¿quién es la del pantalón amarillo? (jaaaaajajajajajajaja)

  6. Qué raro, nadie ha dicho nada de la imagen que he colocado. A mí, me fascina. La sombra de un año con formas femeninas se abate sobre una de las fachadas interiores de una catedral gótica que pudiera o puede simular el templo de tu intimidad, de tus desvelos, de tus ilusiones.

    Sí, me fascina esa imagen. Es alucinante.

  7. jaumeduran Says:

    Efectivamente.Momento ducha, momento de felicidad del primate macho. Todo radica en saberse rascar en el punto preciso en el momento preciso. Y el resto ya lo trampearemos.
    Ahí estamos, no?

  8. Bueno, yo es que tengo una picadura de mosquito en ese cachete. Duermo con el glúteo izquierdo al aire. Desde pequeñito, desde que dejé de usar pañales.
    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: