Dime, musa.

 

 

Explícamelo de Marcos de Miguel Morón

Tienes el archivo abierto y no sabes qué vas a escribir esta noche. Está en Word y clasificado en la carpeta Blogs. Lo has titulado “Suripanta y Noctívaga”. Has cerrado previamente la carpeta Relatuchos porque llevas dos noches en las que te tiene comido el cerebro el relato del monaguillo que decide un domingo hacerle la zancadilla en el momento de la colecta a la anciana Ceferina, sí, la de ochenta y dos años. Déjalo madurar y cree este consejo que te doy. Abandona por unos días el escribir con el teclado. Recupera tu pluma y tus hojas de papel. Sí, verás qué cambio. Cuando la tinta esté seca, te presentará otras entendederas.

Ya lo sé, lo pensabas ayer. A estas alturas del cuento has perdido la memoria. Te cuesta recordar el nombre de cada uno de los diecisiete o veinte blogs que has abierto a lo largo de tu vida. Así no hay nada que cuaje, mozo. Tienes el archivo abierto y la página la completan tus anteriores entradas. Has decidido fecharlas. No sé, no sé si te valdrá para el concurso. No llegan a diez. Reconócelo, ahora te cuesta escribir algo con más enjundia. Con lo prolífico que tú has sido cuando te habías decidido a ser procaz. Ahora entras aquí medio remilgado, medio amariconado. Y te cuesta escribir. Deberías dejar de leer un día y centrarte en hilar palabras e ideas. Sí, joder, sí, deberías obligarte a escribir una entrada cada dos días y del tema que te salga de los cojones. No te lee casi nadie, tu familia no conoce la existencia de este blog, tus jefes tampoco y tu mujer sólo sabe que te presentas a los concursos como Sir Alsen Bert. Bueno, de vez en cuando le das a leer algo y ella sólo se limita a dibujar algo bonito en algún margen.

Obligatorio como misa de domingo, el escribir to-dos los días. Algo necesario para el que cree en la escritura. Sí, joder, aunque de vez en cuando uses la procacidad pero no lo dejes pasar más de dos días. Ya lo sabes; los veintidós blogs -¿eran veintidós?- que has tenido sólo te han servido para tirar de ellos y fabricar otras historias que aún no has dado a conocer. Vale, vale, no te obligo a eso, lo sé, eres muy remilgado para eso que dices, sí, hombre, para eso que denominas relatos de mierda. Escribe diariamente, aunque te cueste dos horas más de sueño. Yo, que soy tu musa te prometo que recompensaré tus elucubraciones extasiándote como me pidas. Pero antes, tienen que ser muy buenas porque si no, te dan por culo, muñeco.

Anuncios

17 comentarios to “Dime, musa.”

  1. Escúchala y así me harás cosquillitas en los sentidos. Por cierto, interesante que a medida que pasa el texto tu musa añade más cantidad de blogs a tu haber. Venga, hazle caso 😉

  2. …”ahora entras aqui medio remilgado, medio amariconado”…
    Me veo en tu espejo, a mi me pasa todo el tiempo…
    Yo a eso le llamo miedo.
    Demasiada exigencia, demasiada autocritica, demasiada racionalidad.
    (Estoy hablando por mi)
    Si tuviera a tu musa en frente le diria que te bese y te acaricie y que no sea tan humana, que para eso es una musa.
    (Reflexiones de una manana de domingo, perfectamente suprimibles, si asi consideras conveniente).
    Besos
    Cinzia

  3. ¿Y no escribes para divertirte? ¿Misa dominical obligatoria? Suri, mascota mía, a ti lo que te hace falta es disfrazarte de Drag Queen, ponerte las plumas, el rimmel y las plataformas de 50 cm., y con una estatura de dos metros y medio reírte del mundo.

    ¿Qué es eso de obligaciones? Ya tienes el trabajo como obligación. ¿Y dónde dejas los placeres? El placer de escribir por escribir, porque te lo pasas bien, sin mayor exigencia.

    Ya te me estás saliendo del armario de las obligaciones y el sufrimiento inspiracional. Hala, un beso en plataformas, muñeco.

  4. Un regalito, en mi sitio web.

  5. Un regalito. Brel, malicioso Brel.

  6. Cosquillitas, cosquillitas, qué bien suenan, Alegría.
    Cinzia, pues vamos a hacerle caso a Sokolina en eso de salir del armario de las obligaciones. Lleva razón la Dama. Casi siempre lleva razón y lo sé porque he sido su mascota -joder, ya lo admito- durante mucho tiempo.
    Por cierto, Sokolina, por un momento pensé que habías abierto un blog de nuevo. Brel, You Love Brelllll. Voy a escuchar qué dice.

  7. ¿Blog? No, todavía no. No tengo tiempo.
    Mira, te paso un par de enlaces de Brel por si te interesa.

    Ces gens lá es la canción que te traduje hace mucho tiempo, una que te envié por e-mail.

    Y mi favorita de Brel te la dejo en mi nick. La fanette. Me gustan mucho también otras canciones, pero esta tiene una sensibilidad simple que me encanta. Es una canción limpia en su ejecución. Y eso me encanta.

    Y buenas noches, mascota. Que no, que eso lo digo de broma. Tú eres Bernar. Nuestro Bernar.

  8. La Fanette. Must say… two friends, sí, es muy bonita. Menos mal que estaba subtitulada en inglés y algo he pillado. Cómo se entrega el Brel este, leches.
    Yo, como La Fanette (por cierto, bonito nick -jeje-)

  9. Sí que se entrega a fondo en cada canción. Te pongo un par de links más para que lo conozcas un poco mejor.

    Amsterdam

    Pronuncia la R de Rotterdam, si no me equivoco, en un intento de acercarse al acento holandés. La r de Rotterdam es así, una r arrastrada muy curiosa. No tengo aquí a mi hermana, que vive en Amsterdam y habla holandés muy bien para confirmármelo.Ésta cnción es muy viril, visceral y alseniana, a lo mejor te gusta.

    Y aquí se mete con las beatas. Les bigotes. Las pone a caldo.

    Dice cosas tan bonitas como “si yo fuese el diablo me haría castrar ,si yo fuese Dios, perdería la fe viendo a las beatas acercarse a la iglesia”.

    ¿Es alseniano o no?

  10. Totalmente alseniano. “Si yo fuese Dios, perdería la fe viendo a las beatas acercarse a la iglesia” Es algo muy bueno. Ummm, este Brel. La de ayer me impactó, chica, la de La Fanette.
    Voy a verlo…

  11. Y encima con dotes para la interpretación “teatral”, por lo menos en el de las beatas. He buscado la traducción y es muy buena. Pero melódicamente me gusta más la primera. Es como dices más visceral, se entrega más.
    Magnífico Brel…
    Ahora entiendo porqué te gusta tanto, Sokolina

  12. …”ahora entras aqui medio remilgado, medio amariconado”…

    “….Siento ser yo el que tenga que decírtelo, pero no, no eres el primero que desbloquea un iPhone en españa, y no, el hecho de ser el primero en desbloquearlo no supone ningún mérito cuando uno se ha limitado ha seguir los tutoriales en inglés que han puesto nuestros compañeros de Hackint0sh y bladox ….”

    ” Cosquillitas, cosquillitas, qué bien suenan, Alegría. …”

    Con tu permiso. En cuanto se me baje la ceja, te meto en mis marcadores, en la carpeta: “un día flipaste con”… ¿Pero tú qué le das de comer a la musa?

  13. El segundo párrafo no es mío, pollo. Además, me acabo de Blackberrizar y estoy que me desplazo de gusto…
    Preséntame a esa carpeta, por favor.

  14. Llegué hasta aquí por el enlace en el nick “Siralsenbert” del comentario (el segundo párrafo) que leí en Gizmo, pensando que me llevaría a otro blog técnico pero no … en fin, seguro que hice click donde no era, gracias por la aclaración, pollo.

  15. Jeje, veo que te ha dejado marcado-a lo del pollo. Si eres chica podemos buscar otra expresión menos malsonante. ¿Moza quizá?

  16. A mi me ha hecho gracia … nunca me lo habían llamado antes. Déjalo, “pollo” está bien.

  17. Pues pollo, zagal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: